Ya he comentado con anterioridad mi opinión sobre el significado del Nivel Académico de un Centro Educativo. Pero cada vez mi confusión es mayor, puesto que todo el mundo habla de él y sentencia sobre la calidad de un centro de enseñanza en función de este “concepto”.

Para empezar sería interesante comentar que no hay un sistema que pueda medir el nivel académico de un centro educativo porque el número de variables que intervienen es poco manejable. Pero además no es posible comparar un centro educativo público en la zona más pudiente de A Coruña, con un centro educativo público en un ayuntamiento de montaña, pongamos por ejemplo Fonsagrada, en el cual hay que tener en cuenta las dificultades propias de la comunicación.

Es cierto que existen sistemas para evaluar el rendimiento académico de los alumnos en virtud de unos supuestos parámetros objetivos pero tenemos que tener en cuenta que se evalúa un grupo de alumnos determinados, en un instante determinado y con unas pruebas determinadas (que, y esto es otro tema, nunca son objetivas). Para los interesados: El programa More or Less de la BBC ya ha tratado este tema, pero si alguien lo quiere leer en castellano puede ser recomendable que se haga con el libro El tigre que no está: un paseo por la jungla de la estadística, que presenta en versión impresa el programa anterior.

También es interesante destacar el Marco de Evaluación del informe PISA de 2009 , en el que se presentan todos los ítems que se evalúan en el informe Pisa, el cuál está orientado al desarrollo de las competencias educativas (no a los conocimientos sin contextualización) y en el que tienen en cuenta una serie de indicadores sociales (tanto del entorno como de las familias); relaciones con los currículos y tipos de enseñanza; contexto social, humano y de recursos de los centros educativos,… La elaboración del informe Pisa y su marco de trabajo se desarrolla mediante equipos interdisciplinares y con una planificación a tres años, partiendo de los datos y resultados de los informes anteriores. Incluso en este tipo de organización del trabajo las conclusiones que presenta el informe PISA proporcionan a los gobiernos orientaciones, que no conclusiones cerradas, de lo que deben ser las áreas de mejora educativas.

Por otra parte, y desde un punto de vista estadístico, el informe PISA presenta los resultados obtenidos por una muestra de centros educativos, lo que puede incluir sesgos o casos extremos. Es cierto que se realiza sobre una muestra significativa, con un grado de confianza alto, pero sigue siendo un análisis estadístico.

Teniendo en cuenta todas las prevenciones realizadas en un informe de este tipo, considero que hay veces en las que utilizamos con demasiada ligereza el concepto de “nivel educativo”, ya que incluso en una pequeña ciudad, con 20 centros educativos, se produce una desigualdad importante entre unos centros y otros. Ya no digamos la posibilidad que tiene un centro educativo, pongamos en Madrid, a llevar a sus alumnos al Museo del Prado, frente a otro en el que el esfuerzo para explicar el mismo tema se centra en conseguir la mejor representación de la misma pintura o escultura, sin poder disfrutar en directo de ella.

Creo que el nivel educativo, y es una opinión personal, tiene más que ver con la capacidad del centro de conseguir que todos los alumnos alcancen el máximo dentro de sus posibilidades, contando con los medios materiales y humanos para ello, con la innovación y entusiasmo del profesorado, con la colaboración de los padres y de los servicios de orientación de los centros, con las ayudas que la administración sea capaz de facilitar y, por supuesto, con el interés de los propios alumnos… que con unos supuestos resultados académicos o una mejor o peor selectividad.

Tengo muy claras dos cosas: creo que cualquier sistema que intente medir el nivel académico de esta forma está condenado al fracaso, porque lo que estamos midiendo son resultados sobre la educación y que para que se alcance el nivel académico definido de esta forma es necesaria la implicación real de todas las partes, de la cual dudo.

 

Anuncios