You are currently browsing the tag archive for the ‘opinión’ tag.

Cantaba Víctor Jara hace mucho tiempo en A desalambrar, aquí tenemos la canción

, y que podemos utilizar como metafóra de la situación actual de la educación: los poderes políticos, véase gobiernos, o económicos (OCDE y su informe PISA) cercan mediante alambradas (evaluaciones diagnósticas, programaciones centralizadas, etc) muchas posibilidades de aprendizaje.

Vista la situación es sorprendente la siguiente noticia que he recibido a través de            @carlosigcedu         : Los jesuitas de cataluña anulan asignaturas y exámenes (http://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2015/03/07/jesuitas-cataluna-anulan-asignaturas-examenes-colegios/0003_201503G7P28991.htm).

Para mi lo importante es plantearse una serie de cuestiones:

  • ¿Somos capaces de olvidarnos de la tiranía de las programaciones que presentan las editoriales? Estas nos facilitan la vida, la hacen más cómoda y nos dicen lo que tenemos que hacer. ¿Para qué queremos más?
  • ¿Seremos capaces de resistir la tentación de preparar las pruebas diagnósticas externas, que nos permitirán conocer “el nivel” de nuestros alumnos?
  • ¿Soportaremos la presión de los padres cuando piensen que sus hijos no aprenden las cosas importantes: sumas, restas, ecuaciones, álgebra, …?
  • ¿Es posible mantener un proyecto de este tipo en centros educativos de tipo rural? ¿Y en los que haya una gran movilidad del profesorado?
  • ¿Es posible desarrollar un proyecto de este tipo cuándo el profesor que durante tres, cuatro o x años es miembro del equipo directivo, luego será un compañero de trabajo? ¿O sólo es posible cuándo, oyendo la voz de la comunidad educativa, se “impone” desde un liderazgo directivo fuerte?
  • ¿Es posible llevar adelante este tipo de proyectos en los que el trabajo en equipo es fundamental, si tenemos una estructura educativa centrada en el profesor – aula (materia)?
  • ¿Es compatible con los marcos horarios rígidos que se marcan en muchos centros públicos, y que los profesores “eligen” en función de sus necesidades personales, lo cual es lícito y en función de su especialización académica?
  • ¿Es compatible con el control que se ejerce desde la inspección educativa sobre el cumplimiento de la legislación educativa?
  • ¿Tendrán más oportunidades los centros públicos o los privados, para llevar hacia delante estes cambios?

Muchas de estas actividades se dan en muchos lugares: profesor candidato al nobel del profesorado, centros waldorf, Enséñame pero bonito, La educación prohibida, Proyecto Bana... Pero en muchos casos son empeños personales y no trabajos de centro.

Lo importante será que perdamos el miedo y comencemos a desalambrar.

Anuncios

Cada vez es más interesante la opinión de nuestro ministro de Educación. Hoy me toca comentar el tema de la Excelencia Académica. Para ello repaso la entrevista http://www.abc.es/20120212/sociedad/abcp-empollon-puede-friki-20120212.html#.Tzd8FpIMqXM.twitter y me fijo en “La excelencia no es para todos”.

Como otras veces, tengo un problema de definición con las afirmaciones categóricas. ¿Cuál es la definición de excelencia sobre la que no cabe ninguna interpretación? Excelencia proviene etimológicamente de “excelus”: ex-(fuera de); celsus(elevado,superior). O sea, por fuera de lo más elevado. ¿Qué significa esto en el mundo educativo?

Si nos fijamos en el diccionario de la RAE obtenemos:

Excelencia.(Del lat. excellentĭa).1. f. Superior calidad o bondad que hace digno de singular aprecio y estimación algo.

Entonces, ¿qué significa Excelencia en el mundo educativo? ¿Por qué todos los alumnos no pueden ser excelentes? ¿Por qué la excelencia no es para todos?

Si la definición de excelencia se basa en poseer el mejor expediente académico posible dentro de la etapa educativa que se considere en el momento de la medida, está claro que no todo el mundo puede alcanzar la excelencia, puesto que es difícil encontrar dos personas iguales en su desarrollo académico y profesional, con lo cual, eligiendo este tipo de clasificación de excelencia no queda más remedio que aplaudir las palabras del ministro, pero:

  • Pablo Pineda: Primer profesor europeo con síndrome de Down, ¿es o no es excelente?
  • http://www.cancerinfantil.org/ Los niños que al mismo tiempo que estudian luchan a brazo partido contra la enfermedad, asumiendo las limitaciones que ésta les ocasiona, ¿son o no son excelentes?
  • Un alumno que tuve en mis primeros años de profesional, que se levantaba a las 6:00 h de la mañana, preparaba la granja de sus padres, que eran mayores, y después venía al centro, sacando adelante, con más o menos brillantez, cada curso, ¿es o no es excelente?

Creo que la visión que se desprende de la entrevista es un poco reduccionista y posiblemente lo que se pretende decir es que no todo el mundo tendrá unos brillantes resultados académicos y este será el criterio por el que se regirá el reparto de las becas, lo que es una cuestión bien distinta.

Pero… ¿No será la misión del Sistema Educativo ser el facilitador de que todo el mundo “sea digno de un especial aprecio”?. Pero para eso es necesario que los responsables políticos, los profesionales de la enseñanza, la comunidad educativa en el más amplio sentido de la palabra sea capaz de definir lo que queremos de los niños y jóvenes que están inmersos en su formación.

Creo que en cierto modo, mis profesores de la facultad de matemáticas me enseñaron algo importante: Para poder hablar con propiedad de cualquier tema, tenemos que desarrollar un lenguaje común para poder referirnos a ello. Sin una definición común es imposible entenderse.