You are currently browsing the tag archive for the ‘waldorf’ tag.

Cantaba Víctor Jara hace mucho tiempo en A desalambrar, aquí tenemos la canción

, y que podemos utilizar como metafóra de la situación actual de la educación: los poderes políticos, véase gobiernos, o económicos (OCDE y su informe PISA) cercan mediante alambradas (evaluaciones diagnósticas, programaciones centralizadas, etc) muchas posibilidades de aprendizaje.

Vista la situación es sorprendente la siguiente noticia que he recibido a través de            @carlosigcedu         : Los jesuitas de cataluña anulan asignaturas y exámenes (http://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2015/03/07/jesuitas-cataluna-anulan-asignaturas-examenes-colegios/0003_201503G7P28991.htm).

Para mi lo importante es plantearse una serie de cuestiones:

  • ¿Somos capaces de olvidarnos de la tiranía de las programaciones que presentan las editoriales? Estas nos facilitan la vida, la hacen más cómoda y nos dicen lo que tenemos que hacer. ¿Para qué queremos más?
  • ¿Seremos capaces de resistir la tentación de preparar las pruebas diagnósticas externas, que nos permitirán conocer “el nivel” de nuestros alumnos?
  • ¿Soportaremos la presión de los padres cuando piensen que sus hijos no aprenden las cosas importantes: sumas, restas, ecuaciones, álgebra, …?
  • ¿Es posible mantener un proyecto de este tipo en centros educativos de tipo rural? ¿Y en los que haya una gran movilidad del profesorado?
  • ¿Es posible desarrollar un proyecto de este tipo cuándo el profesor que durante tres, cuatro o x años es miembro del equipo directivo, luego será un compañero de trabajo? ¿O sólo es posible cuándo, oyendo la voz de la comunidad educativa, se “impone” desde un liderazgo directivo fuerte?
  • ¿Es posible llevar adelante este tipo de proyectos en los que el trabajo en equipo es fundamental, si tenemos una estructura educativa centrada en el profesor – aula (materia)?
  • ¿Es compatible con los marcos horarios rígidos que se marcan en muchos centros públicos, y que los profesores “eligen” en función de sus necesidades personales, lo cual es lícito y en función de su especialización académica?
  • ¿Es compatible con el control que se ejerce desde la inspección educativa sobre el cumplimiento de la legislación educativa?
  • ¿Tendrán más oportunidades los centros públicos o los privados, para llevar hacia delante estes cambios?

Muchas de estas actividades se dan en muchos lugares: profesor candidato al nobel del profesorado, centros waldorf, Enséñame pero bonito, La educación prohibida, Proyecto Bana... Pero en muchos casos son empeños personales y no trabajos de centro.

Lo importante será que perdamos el miedo y comencemos a desalambrar.

Anuncios